Loading

Nuestro blog

COBERTURA EXTREM:

El sentido del vértigo es una sensación llena de emoción, nerviosismo y cierta inestabilidad. Cuando nos enfrentamos  a proyectos deportivos en la mayoría de las ocasiones nos sentimos así, no porque nos asuste el reto, sino porque sentimos la pasión y las ganas de un atleta. Hay que prepararse para ese día, entrenar ( localizaciones, posiciones, equipos…), descansar (largas jornadas intensas nos esperan) y confiar en los profesionales que organizan y disponen la carrera o evento deportivo. En nuestro caso, siempre atendemos cuidadosamente las peticiones de los organizadores: patrocinadores, deportistas de referencia, embajadores de la prueba, ambiente popular, historias humanas… Para captar esta esencia tenemos que pre-producir la carrera. Debemos indagar de su espíritu ,de su alma y sobretodo de su gente.

Teniendo todo claro empieza a prepararse el equipo, disposiciones y movimientos (moto, coche‚Ķ). Es muy importante para el realizador/a conocer a los¬† profesionales con los que cuenta para cada evento, situar a cada uno seg√ļn sus cualidades y no experimentar mucho. Asegurarse momentos importantes que no pueden faltar y confiar en ellos por encima de todo.

La organización y el mantenimiento de los equipos es casi tan importante como el material sacado. Debemos calcular el tiempo de grabación, el uso de la cámara y baterías, almacenamiento..etc. Asegurarnos siempre de que todo este copiado y siempre estar seguros de eso. Hay que tener en cuenta que en este tipo de eventos, todo sucede muy rápido y el estrés es visible, el control de uno mismo es la base de un trabajo seguro y profesional.

Un lema que nos gusta siempre recordar es: guarda tu energía y transmítela.

La esencia de un reportaje no acaba cuando apagamos la cámara es dónde comienza la historia. El montaje de un reportaje/documental extreme, te llena de vitalidad y te mantiene despierto. En mi caso, realizadora del proyecto, me gusta mirar todo con detenimiento y editar lo más pronto posible para no perder la esencia de la aventura, la emoción del deporte. Cuando eres capaz de captar eso, lo demás es pan comido. Todo fluye en ese momento, cuando la piel se eriza y sientes que parece que has estado en todos sitios. Es cuando de enorgulleces del trabajo y de la gente que lo hace posible.

Los montadores/as , miramos en la mayor√≠a de las ocasiones miles de historias a trav√©s de un ordenador, recogemos y recorremos sue√Īos que no podemos alcanzar. Observamos y cultivamos con mimo la esencia y ponemos todo nuestro alma en lo que hacemos. Sentimos la m√ļsica, damos vida a las realidades, valor a las palabras y conocemos a la gente. Somos tejedores de sue√Īos y pacientes enviados de la realidad.

Sara Fortuna